Cómo encontrarse a uno mismo…

5 mayo, 2017

cropped-biblioteca2017.jpgOjalá tuviera la respuesta a esto ;-) cada uno sabrá cómo se las compone en su vida para solucionarlo… pero, desde la Biblioteca HUF, en lo que sí que os podemos ayudar es a encontraros (o al menos vuestra poducción científica) en bases de datos bibliográficas.

En la reciente convocatoria de plazas para facultativos especialistas del HUF se ha establecido en el baremo de publicaciones, como criterio de calidad de las mismas, su presencia en las principales bases de datos médicas (PubMed, EMBase, Web of Science e IBECS). Muchos ya os habéis pasado por la Biblioteca preguntando sobre cómo localizar en esas bases de datos trabajos que tenéis publicados y os estamos explicando las distintas opciones que ofrecen cada una de ellas (buscar la referencia concreta, buscar por autor y contrastar las publicaciones que a cada uno le constan, etc.).

Algunos estáis incluso descubriendo el sistema de acceso al documento de la Biblioteca HUF donde tenéis los accesos a estas bases de datos ¡ya era hora! o planteandoos que estaría bien si existiera un código único para cada autor y no tenerse que buscar por distintas variantes de los apellidos según el capricho de editores, documentalistas anglosajones o los propios autores ¡ohhhh! ¡existe ese código! nunca es tarde, animaos a configurar vuestro ORCID, ResearcherID o IRALIS, por citar algunos de los más conocidos…

Desde la Biblioteca HUF, para ayudaros en la búsqueda de vuestros trabajos en esas bases de datos, os ofrecemos la posibilidad de organizar sesiones a medida en los servicios, solo tenéis que pedirlo, o individualmente. También os podemos facilitar la producción científica que nos conste en la base de datos (desde 2009) y además os evitáis el tener que fotocopiar los certificados, artículos, etc.


Concierto benéfico a favor de #enganCHADos en #hfuenla… con Pablo Peláez

3 mayo, 2017

Cartel Pablo Pelaez enganCHADos


La biblioteca hospitalaria como elemento de comunicación e información en la organización #hfuenla

3 abril, 2017

Con este título presentéSevilla_CNH una comunicación el pasado jueves en el 20º Congreso Nacional de Hospitales que se celebraba este año en Sevilla. La idea central de la comunicación era contar que merece la pena tener biblioteca en los hospitales y que no somos un mero adorno o complemento en la actividad hospitalaria.

Pare ello traté de poner en valor la actividad que desarrollamos desde nuestra biblioteca en el Hospital Universitario de Fuenlabrada. Nos comunicamos a través de este blog, mantenemos un escritorio virtual en Netvibes/Symbaloo, ofrecemos alertas a medida a través de FeedBurner y RSS Mix… todos ellos softwares gratuitos que complementamos con la plataforma A17 (OPAC de revistas + recursos electrónicos). Además participamos en los foros virtuales de la organización, manteniendo nuestro sitio propio en la Intranet corporativa (¡somos el cuarto más visitado!) y con la recién estrenada miniweb (merecerá post aparte ;-) Así nos conocen dentro pero, para darle visibilidad también al hospital en el exterior, nuestra biblioteca participa en DíasMundialesDe, Dialnet, BiblioMadSalud y nos encargamos de difundir la producción científica a través de la Memoria anual.

Intranet

Pensando que los oyentes iban a ser gestores (perfil mayoritario en este congreso, aunque luego en la sala había de todo, gracias a los que os acercastéis ex-profeso) bajé a la arena y hablé de dinero. A través de la herramienta validada por la Massachussetts Library Association, y adaptada por el CSIC, calculé lo que la biblioteca le reporta al HUF con sus servicios (os aseguro que a la baja y además actualicé los valores al IPC de 2017) y lo que le costamos (gasto de personal, electricidad, climatización, limpieza, teléfono, correos, mensajería, material de oficina y, por supuesto, adquisiciones bibliográficas) para descubrir que nuestro retorno de inversión (ROI) para el HUF es de casi 51€ por cada € invertidobien ¿no? ante esos resultados, las conclusiones del trabajo fueron:

  • La biblioteca puede (debe) asumir un papel proactivo en la organización hospitalaria anticipándose a las demandas de información de sus profesionales.
  • La biblioteca se configura como servicio de información que participa y aporta a la gestión del conocimiento hospitalario, rompiendo su imagen tradicional de “almacén de conocimiento”.
  • El apoyo de la Dirección en la visión de la biblioteca, respaldando su misión, resulta fundamental para desarrollar ese rol.
  • La existencia de bibliotecas/bibliotecarios en los hospitales, lejos de ser una carga económica, se convierte en una oportunidad de desarrollo.
  • La utilización de recursos gratuitos resulta útil para demostrar una necesidad en un primer momento, pero es recomendable buscar alternativas más sofisticadas.

Lo mejor de todo fue que, al terminar la mesa de comunicaciones, una directiva de un hospital (diré solo que era de la zona mediterránea) me dijo que, después de oir la mía, iba a replantear a su Comisión de dirección el cierre de la biblioteca en su hospital, idea a la que estaban dando vueltas :-( … eso sí que está bien ¿a que sí?

supermouse

Ratón bibliotecario después de oír semejante declaración ;-)

Por lo demás, el 20CNH ha sido un congreso apabullante en cifras (por asistentes, las chicas de MyRAS entre ellos, por ponentes, por nº de comunicaciones, expositores comerciales…), nunca había estado en un congreso tan grande la verdad (y algo me debió afectar porque me pasé tres días tuiteando el hastag al revés ;-) De bibliotecas no se habló mucho, a pesar de ser uno de los apartados temáticos, pero sí de cómo continuar progresando en la gestión de los hospitales (profesionalización de la función gerencial, buen gobierno, integridad en la gestión de lo público, reestructuración del sistema, humanización, seguridad del paciente… fueron algunas de las claves expuestas).


Sobre los #hospitales y las redes sociales… y los #pacientes #hfuenla

29 diciembre, 2016

Los que trabajamos en el ámbito sanitario conocemos la reticencia existente entre los gestores (no necesariamente los del propio hospital, muchas veces procede de más arriba) hacia el uso de las redes sociales, no ya por sus profesionales (evidentemente no lo pueden impedir al ser algo personal) sino a nivel institucional. El Hospital U. de Fuenlabrada tuvo durante unos meses una cuenta en Twitter, se planteó la de Facebook, aparece como institución en ResearchGate, etc. todo ello promovido por profesionales inquietos dentro de la propia institución que querían que su hospital estuviera presente e interactuara también en los medios sociales…

czyrezoxgaebefbPero no es el motivo de este post hablar sobre esto, sino sobre una situación que se ha producido a raíz de otra iniciativa y que me ha hecho reflexionar sobre el tema: desde el Área de Docencia del HUF, y con el apoyo de miembros del Servicio de Pediatría y del Aula Hospitalaria, se ha organizado la exposición Oniros, sobre la temática de los sueños de los niños/as que están ingresados. Se ha contado con una ilustradora que ha dado forma a las narraciones y dibujos que se han ido recopilando. La exposición se puede visitar en el vestíbulo principal del HUF hasta el 9 de enero.

Además de los habituales paneles de czyrf8ewgaac9blexposición y de información, se han incluido photocalls con dibujos ampliados para que mayores y pequeños se puedan inmortalizar como protagonistas de algunos de los sueños. La coincidencia con las fiestas navideñas, que implica mayor presencia de visitantes infantiles está haciendo que la exposición esté habitualmente concurrida…

Finalmente, y este el verdadero objeto de este post, hay un espacio libre denominado Sueña con nosotros, un enorme panel para que los visitantes expliquen y/o dibujen sus propios sueños… paso todos czyrhnwweaeqje1los días al lado (me pilla de camino a la biblioteca) y a veces me paro a echar un vistazo. Si bien es verdad que al principio sí se compartían más sueños, lo cierto es que cada vez más, el panel se está convirtiendo en un mural de agradecimientos hacia el HUF y sus profesionales, a veces alguna petición, algún buen deseo, mensajes de ánimo… es decir, los pacientes y/o sus acompañantes se comunican con el hospital en cuanto se les ha dado un mínimo espacio, y parece que tenían ganas ¡me consta que ha habido que cambiar el rollo de papel en varias ocasiones!

La pregunta que dejo en el aire es si estamos en el siglo XXI ¿por qué se sigue tan aferrados al formato papel si es el tiempo del electrónico? en las bibliotecas hicimos ya ese cambio hace años… y para bien ;-)


A %d blogueros les gusta esto: