De Zotero a Word está claro, pero… ¿de Word a #Zotero?

Es la pregunta del millón que me hacen muchos usuarios de la biblioteca y alumnos en sesiones de formación

standalone

Si tengo ya la bibliografía hecha en un documento

¿podré recuperar esas referencias para importarlas a Zotero?

 

Siempre se lo digo, directamente Zotero no es capaz de capturar las referencias bibliográficas “planas” que tengamos en un documento para poder traérnoslas a nuestra base de datos propia. Eso sí, con un poco de paciencia y la ayuda de aplicaciones que se han ido desarrollando se puede conseguir. Veamos dos posibles situaciones y sus soluciones:

  • Si tenemos un documento de Word (con extensión .docx) con códigos de Zotero (también de Mendeley valdrían) para haber generado la bibliografía que incluye va a ser bastante sencillo recuperar las referencias e incluirlas en nuestra base de datos. Puede tratarse de un documento antiguo mío del que ya no conservo las referencias en mi base de datos y que ahora vuelvo a necesitar, o un documento de otra persona cuyas referencias evidentemente no tienen por qué estar en mi base… En estos casos la ayuda nos la brinda la aplicación Reference Extractor, del desarrollador Rintze M. Zelle. No hay más que seleccionar el documento y al descargarlo (o pegarlo al portapaeles) lo podremos importar a continuación a Zotero.

ReferenceExtractor

  • La otra situación, que es la que con más desasosiego preguntáis ;-) es que no tenemos códigos, sino que se trata de un documento en el que en su día incluimos las referencias a mano (¡qué tiempos!) o queremos las referencias de un documento que no es nuestro pero nos interesa mucho la bibliografía para incorporarla a nuestra base de datos Zotero. Aquí, con un poco de paciencia, y siempre que las referencias tengan una estructura lógica (digamos Vancouver por ejemplo), nos podrá ayudar la herramienta AnyStyle:  pegamos las referencias, las editamos a través de un ingenioso sistema de etiquetas/campos (truco: reducid el zoom porque hay más etiquetas de las que se ven a priori) y guardamos el fichero en formato BibTex, JSON o XML (todos importables desde Zotero). Por la experiencia, funciona bastante bien con artículos de revista y libros, otra cosa es ya capítulos, recursos electrónicos, etc. siempre habrá que retocar en Zotero…

AnyStyle

 

A veces, casi resulta menos trabajoso localizar las referencias en PubMed, enviarlas al Clipboard y luego bajar a Zotero o, si disponemos de PMID-ISBN-DOI utilizar el agregador por identificador (la varita mágica de la barra de Zotero)… va a depender del tiempo (y paciencia) que tengamos ¡ánimo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: