#KohaFerence: el SIGB #KohaILS demuestra estar en plena forma

Hace unos días se celebraba en San Sebastián (coincidiendo con el fin del veroño:) el primer encuentro de usuarios de Koha en España: Kohaference, este post es mi visión personal del evento. Tuvimos la suerte de ser recibidos por un equipo entusiasta y acogedor (el de Ubik, la biblioteca de creación del espacio cultural Tabakalera) que facilitó mucho el encuentro y el debate con una organización que, sin perder en contenidos, relajaba el habitual miedo escénico de estos eventos y facilitaba el encuentro. De nuevo ¡enhorabuena!, tal y como reflejasteis en el resumen final, más de 300 personas (97 en la sala y 204 por streaming) estuvieron pendientes de KohaFerence

Durante las sesiones de Kohaference, pudimos escuchar la historia y estado actual de Koha de la mano de unos de sus protagonistas, Paul Poulain, de BibLibre. Nos contó cómo nació Koha en Nueva Zelanda como una reacción al efecto 2000 de unas cuantas bibliotecas rurales, su licitación como GNU/GPL (libre de utilización, modificación, redistribución), cómo tuvo una crisis de la que salió reforzado como Koha-community mientras que la versión secuestrada de LibLime agoniza sin actividad aparente (Paul sentenciaba: “Koha es un producto que no puede robarse… su ecosistema ha demostrado que resiste a todo…”). Esta polémica genera también un hastag propio para diferenciar uno de otro: el libre es #KohaILS. Destacó también las posibilidades de Koha como herramienta de colaboración entre bibliotecas y su amplia implantación en Francia, donde incluso existe la asociación KohaLa para su difusión y mejora. La actividad en el desarrollo de Koha es frenética (al ser colaborativa) lo que hace que tengamos una nueva versión cada seis meses, si fuera un producto comercial seguro que ya habría cambiado de nombre en estos años…

En Kohaference han estado presentes varias empresas, desarrolladoras del software y proveedoras de servicios a partir de él. Indico a continuación las más destacadas (o con las que interactúe yo al menos) por si os resulta de utilidad a los que os estéis planteando pasaros a Koha: Orex Digital (mantienen un canal de formación en YouTube), MásMedios (con Alicia Sellés, veterana de Koha desde sus inicios casi, y que nos hizo una valiosísima clasificación de las distintas formas en que las empresas se acercan a Koha: parásitos, comensales, mutualistas y simbiontes), Xercode, ScanBIT, SIBADOC (los creadores de Kobli en 1 click), Susana Muñoz (del CES) … todos ellos aportan mucho (y no siempre cobrando ;-), con sus comentarios y su conocimiento acumulado por la experiencia, a los que  tenemos este SIGB en nuestras bibliotecas.

A través de los ponentes hemos podido conocer cómo Koha se adapta a las necesidades de todo tipo de bibliotecas (un sistema de lectura pública como el gallego, la Universidad P. Salamanca, las bibliotecas de la AGE en su versión Kobli [pero que Domingo Arroyo nos adelantó que se pasan en 2016 al Koha original y las funcionalidades de Kobli pasan a convertirse en un script], los museos de Barcelona y, claro, bibliotecas de hospital ¡aunque todavía pocas!). Las iniciativas de implantación de Koha en España se van reflejando en un mapa que se ha poblado mucho después del KohaFerence y que invita a la reflexión de si convendría la creación de un Grupo Koha España (debate que condujo Juan Diego Ramírez a modo de clausura y que concretó una futura reunión en Salamanca, la asunción del papel difusor desde Tabakalera y, como posibles funciones, la formación y traducción).

En cuanto al futuro inmediato de Koha, y con permiso de Hugo Agud que nos hizo una síntesis de lo que viene (la versión 3.22) en un magnífico taller, me pareció lo más destacado: el cambio del motor de búsqueda Zebra por ElasticSearch; Plack, una de esas herramientas poco vistosas pero necesarias, lo que Hugo denominaba invertir en tuberías, va a implicar mayor velocidad en el administrador como uno de sus aspectos más sensibles; EDIfact para la comunicación fluida con proveedores a través de este protocolo veterano ya en el negocio editorial; posibilidad de catalogación profesional (para evitar el ratón; préstamo en lote y control de uso en sala; adjuntar ficheros electrónicos al registro bibliográfico (al item, no); integración con TemaTres para gestión de tesauros; sitemap.xml, para aligerar las transacciones de búsqueda de los motores externos; posibilidad de exportar en RIS y BibTex; borrado y/o modificación masiva de registros; feed RSS en listas de usuarios públicas; etc.

Concluyendo, y siempre desde mi punto de vista personal, parece que la opción por el software abierto y libre es una buena opción, que no implica necesariamente gratuidad pero sí una forma de trabajar con empresas de una manera mucho más flexible que con productos cerrados. La elección de un SIGB en una biblioteca hospitalaria implica  una sobrecarga de trabajo en el proceso pero a cambio se gana sistematización y normalización. La posibilidad de un mantenimiento de Koha en la nube (SaaS) abre la posibilidad de acceso a los servicios bibliotecarios desde el exterior en instituciones con especiales necesidades de seguridad informática como puede ser un hospital. La sensación de ser muchos más de los que pensábamos, e incluso de la posible formación de una comunidad de usuarios Koha, nos lleva a la reflexión que nos planteaba Paul Poulain: Solos vamos rápido, pero juntos llegamos más lejos,  la filosofía del software libre al fin y al cabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: