Registro en Clinical Key.ES #clinicalkey

Existe la tentación de considerar Clinical Key como un repositorio de documentosCK (confieso que a veces caigo en ella ;-) pues contiene revistas (en inglés y en español), libros (incluidos los tratados de la Enciclopedia Médico Quirúrgica en español y ediciones en inglés y español si es que hay una más moderna), guías (incluídas las de Fisterra ¡y con sus algoritmos!), información para pacientes (con los folletos de Fisterra y 9000 más en español), medicamentos (incluyendo las fichas de Fisterra y las monografías de la base Gold Standard), multimedia, etc.El hecho de disponer ahora también de la versión en español (ClinicalKey.ES) y comprobar que disponemos de todavía más acceso a documentos fortalece esa imagen de gigantesca biblioteca digital.

Todas estas fuentes son de altísima calidad (respaldo de la editorial científica Elsevier), no cabe duda, y ya simplemente por tenerlas recopiladas en una sola plataforma el producto es interesante pero quiero hoy destacar algunos aspectos que a veces, en formaciones aceleradas y/o improvisadas, tal vez no se atienden lo suficiente:

  • el registro individual en la plataforma: es cierto que siempre vamos a poder acceder a los recursos documentales, tanto desde ordenadores de la Consejería de Sanidad como identificándose como usuario/a del HUF, pero podemos realizar un registro individualizado (sí, ¡otras claves!) que nos va a permitir, además de acceso a PDFs (no en revistas pero sí en otras publicaciones), disfrutar de herramientas avanzadas (alertas por e-mail, RSS, recuperar búsquedas realizadas previamente a través del historial, guardar y compartir a través de etiquetas resultados concretos de búsquedas, etc.)
  • el buscador de CK, orientado específicamente a primar contenidos clínicos en los resultados (a través de un sistema complejo de atribución de distintos pesos según donde aparezcan las palabras) presenta la ordenación por relevancia y permite la aplicación de filtros varios. Además, si se trata de un tema más general, nos podemos encontrar que el sistema nos construye una página temática con los contenidos clave del tema
  • el buscador está casi completamente traducido al español ya
  • se puede buscar un artículo de revista desde su referencia concreta, por ejemplo, Am J Cardiol. 2011 Dec 1;108(11):1614-9
  • al buscar medicamentos se puede utilizar el nombre comercial y/o el principio activo, sin embargo en el explorador de Fichas de medicamentos habrá que hacerlo por el principio activo
  • las estrategias de búsqueda, como decíamos antes, se almacenan en el Historial pero al pulsar sobre ellas no nos ofrecen lo que se haya incorporado desde la última vez sino que se reejecutan
  • materiales de ayuda en el centro de recursos de CK, desde una guía rápida hasta otros documentos más específicos (también para bibliotecarios/as)

Después de todo esto, me parece que lo mínimo que podemos hacer es darle una oportunidad a ClinicalKey y probar todas las funcionalidades que nos ofrece…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: